POR QUÉ HACER UN TOUR CUANDO VIAJAS

Esa pregunta nos hacemos ahora que, casi, es un imprescindible para nosotros a la hora de viajar.

Cuando hicimos nuestra primera escapada juntos ni nos planteamos hacer un tour, simplemente porque desconocíamos de su existencia. Si es cierto que ves a grupos de gente andando de un lado para otro, pero lo primero que piensas es que son de pago.

ERROR!!

Hoy os vamos a explicar los tipos de tours que nosotros hemos hecho y que queremos que la gente borre de su mente que hacer un tour no es algo que te haga perder el tiempo.

¿Por qué hacer un tour cuando viajas?

Uno mismo pensará, que la lista de lo que hay que ver y hacer lo lleva desde casa. Pero, a veces, hacer un tour te abre un nuevo abanico de posibilidades.

Nuestro primer tour fue en Berlín y fue totalmente gratuito. Este primero lo hicimos por separado, simplemente, porque fuimos en épocas del año distintas.

Volviendo al tema, estos se conocen como los Free Tours.

Hay unos guías que te acompañan en todo momento y te van dando explicaciones en todo el recorrido. Se llama Free Tour, porque en un principio es gratuito. El único “pero” es que al final del trayecto, haces una propia evaluación de que te ha parecido el tour y pagas aquello que te parece en base a tu juicio.

Sin embargo, también hay la posibilidad de asistir al tour y al final de este no pagar nada. Esto ya depende de ti.

¿Qué hay que hacer para apuntarte? Muy fácil. Entra en su sitio web y simplemente hay que apuntarse con un nombre. Uno por grupo de personas. Y el día del tour hay que ir a la persona responsable (que normalmente van con un paraguas de la empresa) y se lo dices.

Es importante apuntarse, porque así ellos pueden hacer un cálculo de las personas que van a tener ese día en concreto y tener más o menos guías.

Este Free Tour, lo realizamos con la empresa BuenDia Tours. Que recomendamos totalmente.

 

La segunda vez que utilizamos este tipo de tour fue en Munich. Era un fin de semana que queríamos hacer muchas cosas y no teníamos mucho tiempo. Por eso, quisimos hacer un Free Tour por la ciudad y, además esta vez, también contratamos a esta empresa para hacer un tour excursión.

Queriamos ir sí o sí al Castillo de Neuschwanstein. Miramos de ir por libre pero era súper lioso. Había que cambiar de tren en una de sus paradas y luego al llegar al pueblo, coger un bus, etc, etc.

Así que no lo pensamos mucho. El Tour nos facilitó mucho las cosas. Estuvo en todo momento con nosotros, se encargó de comprar las entradas al castillo y tuvimos acceso a un montón de historia que, del haber ido por libre, no nos hubiéramos enterado. Y de verdad, que vale mucho la pena la historia que esconde.

Así que, recomendable cien por cien.

Ambos tours en Munich los realizamos con la empresa Sandemans. Quizá es una de las más conocidas y tiene una gran variedad de ciudades donde tienen guías.

 

Justamente este invierno hemos utilizado otra vez esta técnica. Nos encanta conocer la historia de las ciudades y más, cuando hay algunas que han vivido tantos cambios.

Ha sido en Budapest, cuando creo, que nos flipamos con los tours. En total hicimos 3. Uno gratuito y dos de pago. Por suerte, al comprar dos a la vez te hacían un descuento, así que perfecto.

Descubrimos la ciudad y toda su historia como no nos hubiéramos podido imaginar. Nuestra idea era hacer únicamente el Free Tour, pero la verdad es que el guía nos gustó mucho, y Budapest permite conocerla muy fácilmente. Así que nos apuntamos a dos más, al Tour del Castillo de Buda y al Tour del Barrio Judío y del Pest Imperial.

Con estos tres tours, tienes la ciudad vista. Si eres de aquellos que van con el tiempo justo, no lo dudes.

Nos encantó hacerlo con ellos y repetiríamos sin duda. Esta empresa se llama White Umbrella Tours. Y si lo hacéis con ellos, iros con Juan. Ese guía mola un montón y lo hace súper ameno en tardes de invierno con mucho frio.

¿Por qué queríamos explicaros todo esto? Pues muy fácil.

Queremos abriros al mundo. Está muy bien ir con todo planeado de aquí y de allí. Llegar a un sitio o mirador y hacerte mil fotos. Pero, ¿y la historia? ¿Y todo aquello que explica el porqué de ese monumento o el porqué de esa placa?

Nosotros al acabar el tour, lo pensamos. Si no hubiéramos hecho el Tour del Castillo de Buda, simplemente hubiéramos llegado al Bastión de los Pescadores, nos hubiéramos hecho mil fotos y nos hubiéramos ido sin más. Quejándonos del frio que pasamos, eso sí.

Os podéis sorprender muchísimo de algunas anécdotas que son totalmente desconocidas y que no están escritas en las guías. Simplemente en ese momento eres una esponja absorbiendo detalles, fechas, lugares y cotilleos de personas o personajillos importantes de la época.

No quiero hacer spoiler de ningún destino, solo quiero que tengáis esa curiosidad para querer probarlo.

Ahora mismo, cuando busco un lugar al que viajar, ya miro directamente si tienen, por lo menos, la opción del Free Tour. Porque algo, seguro, se aprende.

Os animamos a probarlo en vuestro próximo destino. Dejad un hueco libre en vuestro planning y disfrutad.

Deja un comentario

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close